HuracanCatasol

Lo que Helena se llevó… y nos trajo

20 marzo, 2019 0 Por catasol

¿Cómo se pasa a estar en una situación de esperanza y alegría tras sufrir un devastador suceso?

En Catasol lo hemos experimentado. La noche del 1 al 2 de febrero de 2019 el huracán Helena visitó a los asturianos regalándonos vientos huracanados de 150 km por hora. En nuestra finca de Santiago del Monte posiblemente se dieran las circunstancias propicias para que se formara un tornado a pequeña escala,  pero no por ello de menos impacto.
Era la mañana del domingo día 3 nos avisan de lo sucedido.  Uno de nuestros dos invernaderos había sucumbido estrepitosamente ante Helena. El segundo, construido paralelamente a solo tres metros de distancia no presentaba más que un mínimo desperfecto.
La prensa local se hizo eco del suceso, podéis verlo aquí.

Y entonces surgió la esperanza y el verdadero sentido de la palabra «cooperación».

Grupo de personas que voluntariamente ayudaron a Catasol a recoger los destrozos del viento.

Grupo de personas voluntarias

Fueron muchas las personas que de inmediato se ofrecieron a ayudarnos a desmontar los restos de aquel amasijo de hierros, cables y plástico.
Gentes que nos inyectaron moral, fuerzas, ánimos y todo lo necesario para pensar de inmediato en la recuperación de todo lo que pudiera servir para dar paso a un invernadero «hijo» del destruido.

Voluntarios recogiendo los hierros del invernadero derribado por el viento.

Voluntarios trabajando

Gentes maravillosas que nos demostraron su apoyo y consiguieron que viéramos la luz de nuevo. La esperanza es lo único que no se pierde.

Queremos destacar que contamos con la ayuda inestimable de prácticamente todos los agricultores ecológicos de la comarca. Esto parte de algo más allá que el hecho de ser compañeros de oficio, sino también de compartir la esencia de nuestro espíritu ecológico y solidario.

Así fue cómo el sentido de la cooperación fue la máxima de la semana que siguió al vendaval. Agricultores ecológicos de la zona, amigos, gente buena, desinteresada

Buena gente ayudando a Catasol

Más voluntarios.

y altruista se acercaron a ayudar en las tareas de desmontaje de los restos.

Segundo día de trabajo voluntario en Catasol

Amplio grupo de voluntarios

Para nosotras fue muy importante sentirnos arropadas. No hay nada como sentir que puedes contar con tus amigas y amigos ante una adversidad.
Solo podemos deciros una cosa:

GRACIAS